detenido

Lo decidió el Juez Hugo Talarico en los Tribunales de San Cristóbal luego de que un testimonio clave relacionara con el hecho al principal acusado por el homicidio del funcionario municipal.





Se llevó a cabo la Segunda Audiencia Pública relacionada con el homicidio de Ariel Bravo ocurrido en San Guillermo el pasado martes 2 de julio en horas de la noche en su vivienda personal. El Juez Hugo Talarico imputó al principal sospechoso, que por decisión de la Justicia permanecerá detenido por tiempo indeterminado hasta el momento del Juicio Oral y Público. La declaración testimonial de una persona cercana al principal sospechoso habría sido clave para relacionarlo con el hecho. En dicho testimonio declaró ante la fiscal que el principal sospechoso le habría confesado haber matado a Bravo. 

El acusado en la primera audiencia se declaró "inocente" y remarcó que el día del crimen no estuvo en el edificio de la Municipalidad hablando con Bravo. Aparecieron nuevos testimonios que indicarían que el acusado ese martes estuvo en la Municipalidad hablando con Bravo en horas de la mañana. Y según lo expuesto por la fiscalía habría varias pruebas previas que relacionarían al imputado con el crimen. La causa continuará con investigaciones tanto de la Fiscalía a cargo de la Fiscal Silvina Verney como del abogado del imputado Adrián Rocca. El proceso de recolección de pruebas puede llevar 2 y hasta 3 años hasta el momento del Juicio, que será llevado a cabo por un Tribunal Pluripersonal en San Cristóbal. 

Durante ese proceso de recolección de pruebas la fiscalía deberá obtener pruebas contundentes que determinen la culpabilidad del imputado. Por contrapartida, en ese margen de tiempo la defensa del imputado deberá recabar testimonios y pruebas que determinen su inocencia. Para ello, serán claves los resultados que se obtengan de huellas dactilares, pelos y demás restos que se encontraron en el arma homicida (un cuchillo Tramontina, de 15cm de hoja, más 12cm de mango que además estaba adherido a un palo mediante el uso de una cinta de color negra). Las pruebas en ese caso servirán para confirmar o descartar la culpabilidad del acusado.

“No hay elemento alguno que vincule a mi defendido con el crimen de Bravo. Todo el contenido tiene más que ver con la investigación que con la relación de mi defendido, solamente hay una declaración testimonial que lo compromete”, habría dicho Adrián Rocca, abogado defensor del principal sospechoso.

En el seno familiar del imputado afirman que en el día y horario en que ocurrió el crimen el acusado se encontraba sentado a la mesa viendo el partido de Argentina-Brasil por la Copa América. 

La prisión preventiva del acusado es por tiempo indeterminado hasta el momento del juicio. La defensa del imputado puede llegar a pedir la interrupción de la prisión preventiva durante el tiempo que transcurra hasta el comienzo del Juicio Oral y Público, algo que tendría que ser analizado por el Juez Hugo Talarico. 


FUENTE CONSULTADA: RAMIRO MUñOZ (DIARIO EL DEPARTAMENTAL)


COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios